Emprender: ¿Cómo empezar?

A lo largo de mi experiencia profesional he conversado con muchos emprendedores. Algunos muy emocionados me contaban sus emprendimientos con frases como “Tengo una idea de negocio muy buena” o “esta idea de negocio es perfecta”. Esta emoción los llevaba a invertir tiempo en crear el producto digital y hasta comenzar a endeudarse porque creían que los resultados serían exitosos. Sin embargo, luego de un tiempo poco a poco la realidad los hacia darse cuenta que no era tan fácil como parecía. Y es que, también, debemos aceptar que las historias de Bill Gates y Steve Jobs a veces nos ciegan.

 

Otro grupo ya más experimentadas decidían ir por un camino más seguro partiendo por crear el plan de negocios durante días para sustentarlo y presentarlo a inversionistas. Durante muchos años esos fueron los pasos que se seguían para crear emprendimientos. Pero lo cierto es que esto tampoco nos garantiza nada. Justamente la palabra “emprender” encierra un grado de incertidumbre dificulta o peligro según la real academia española.

Y esto es cierto pues se sabe que estadísticamente nueve de cada diez startups fracasan. Entonces nos queda claro que emprender no es fácil y existen altas posibilidades de no lograr nuestro sueño deseado. Y ¿Entonces? ¿Qué podemos hacer para no ser parte de esta estadística?

Existen muchas variables a considerar, pero todas se basan en la experiencia adquirida. Una forma de adquirir esta experiencia es aprendiendo de las equivocaciones que tengas. La otra es a lo que yo llamo “subirse a los hombros de gigantes para ver más alto”. Es decir, aprende de los errores y los éxitos de otros. De esta forma, la probabilidad de fracaso será menor.

Aquí es donde debemos aprender de autores como Eric Ries, Alex Osterwalder, entre otros que nos ofrecen un profundo análisis sobre qué debemos hacer para emprender y minimizar nuestros riesgos para fracasar a la hora de innovar en la creación de modelos de negocio.

En este articulo quiero presentar cuatro puntos resumidos que son importantes a la hora de emprender:

 

1. Entender al consumidor y el mercado:

Todo parte de una idea de negocio y sobre ella tenemos muchos supuestos de lo qué el consumidor espera de nuestro producto. Sin embargo, en el camino nos damos cuenta que no lo conocíamos como pensábamos. Por ese motivo, la primera misión es entender al consumidor. Para facilitarnos esta tarea podemos utilizar el mapa de empatía. Este cuadro nos permite responder las siguientes preguntas hacia el cliente: ¿Qué ve? ¿Qué piensa? ¿Qué oye? ¿Qué dice y hace? ¿Qué esfuerzos hace? y ¿Qué resultados espera?

Una vez que entendamos al cliente, podremos aterrizar mejor qué producto debemos cubrir para satisfacer sus necesidades y cómo le generamos valor.

 

2. Prepara tu modelo de negocio

El siguiente paso es preparar el modelo de negocio. Para esto puedes hacer uso de la herramienta business model canvas la cual se enfoca en 9 componentes de un negocio:

1. Segmentación de clientes
2. La propuesta de valor
3. Canales de distribución
4. La relación con los clientes
5. Flujo de ingresos
6. Recursos clave
7. Alianzas importantes
8. Estructura de costos

 

3. Válida el modelo de negocio

Una vez teniendo entendiendo al cliente y teniendo una primera versión del modelo de negocio que conlleva a la creación de un producto o servicio el cual busca satisfacer una necesidad, debemos validarlo.

Es aquí donde podemos podemos aplicar el concepto producto mínimo viable o MVP. Este consiste en desarrollar lo mínimo indispensable para validar la hipótesis que tenemos sobre las necesidad que buscamos satisfacer.

Ahora no necesariamente consiste en crear una parte del producto. Puede ser un prototipo visual o alguna característica funcional que nos permita validar que efectivamente podemos satisfacer la necesidad identificada. Si no obtenemos buenos resultados, podemos optar por “pivotar” o cambiar el modelo de negocio en base a la experiencia adquirida en la prueba. Aquí corre el juego de crear-medir-aprender del consumidor hasta conseguir algún resultado positivo.

 

4. Prepara el plan de negocio

Una vez que ya validamos el modelo de negocio tenemos más probabilidades que nos irá bien. Esto nos lleva a continuar con el plan de negocio. Aquí es donde el business model canvas puede ser complementado con estrategias de marketing, un mayor análisis estratégico y modelo financiero más aterrizado. Finalmente, debe estar acompañado de un plan de acción.

Con un modelo de negocio validado, un plan que nos permita tener un mayor panorama y el financiamiento necesario, podemos comenzar con la creación del producto digital.

Estos cuatro pasos son el inicio del emprendimiento, pues luego continua la etapas más laboriosas que determinarán si tendremos éxito o no: la ejecución del plan y el seguimiento del negocio en base a lo proyectado.

Leave a Reply